Balance de accidentes laborales en 2018

Según datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, un total de 368 trabajadores fallecieron en accidente laboral hasta septiembre de 2018. Es decir, 2 más que en 2017,  lo que implica un aumento en valores relativos del 0,54%. Al mismo tiempo, se contabilizaron 451.677 accidentes laborales con baja, 391.293 se registraron en el lugar de trabajo y 60.384 fueron siniestros in itinere.

Los accidentes leves con baja en el puesto de trabajo sumaron 387.962 hasta septiembre, un 3,6% más, y los graves alcanzaron los 2.963, un 4,8% más. En el caso de los siniestros ‘in itínere’, se registraron 59.529 accidentes de carácter leve (+3,8%) y 754 de gravedad (-3,2%).

Ante estas cifras, la Asociación de Empresas de Equipos de Protección Individual (ASEPAL) insiste en que las empresas cumplan con la legislación vigente sobre prevención de riesgos laborales y que sigan unos parámetros básicos con el fin de reducir la siniestralidad laboral. «Pedimos que, aunque el EPI es el último recurso preventivo al que acudir en materia de prevención de riesgos laborales, el uso, y sobre todo, el uso correcto de EPI en los lugares de trabajo donde se haya determinado necesaria la utilización de estos equipos, constituye una herramienta eficaz en la lucha contra los accidentes y enfermedades profesionales», explica Luis Gil, secretario general de ASEPAL.

Según informa EuropaPress, la UGT ha pedido a las empresas que cumplan con la legislación vigente sobre prevención de riesgos laborales y ha reclamado que se incremente la labor inspectora en los centros de trabajo para que se garantice “un correcto control de las condiciones de laborales”. Y ha añadido que “No es suficiente con la implantación de programas de promoción de la salud en el ámbito laboral, ya que no actúan sobre el origen del problema”.